0 Artículos
0,00 €
Finalizar

BLOG

La naranja navelina y la mandarina, imprescindibles en la alimentación de los bebés

para admin 15.11.11 0

A partir de los 6 meses de edad las frutas son una parte esencial de la alimentación de los bebés. Las variedades más dulces, como la navelina, son las ideales para los pequeños por su sabor y por su menor nivel de acidez, lo que elimina el riesgo de trastornos gástricos.

 

La naranja supone una importante y necesaria fuente de vitaminas, ácido fólico, minerales como el potasio, magnesio, hierro, fósforo y calcio. La vitamina C favorece la absorción de otras vitaminas y minerales y sus características antioxidantes previenen enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Además, la naranja es ideal para evitar el estreñimiento en los más pequeños, dado su nivel de fibra, por lo que tomarlas enteras o en zumo, aporta claros beneficios en la dieta infantil.

Las mandarinas tampoco pueden faltar en su dieta, no tienen semillas, son dulces y fáciles de pelar.

La calidad es fundamental, debemos elegir naranjas y mandarinas naturales, conservadas de forma óptima en el propio árbol,  evitar las cultivadas con productos químicos y posteriormente conservadas en cámaras frigoríficas.

Cómo prepararlas

Para asegurarnos de que no provocan reacciones alérgicas, los pediatras aconsejas que durante dos o tres días se tomen solas. Una vez superada esta fase, podemos combinarlas con otras frutas en forma de papilla. La papilla de frutas se introduce en su alimentación a partir de los cinco o seis meses según decisión del pediatra.

Como alternativa a la papilla, podemos ofrecerla en zumo. Lo ideal es hacerlo en vaso o con cuchara., evitando el biberón.  Para que mantengan su valor nutritivo, deben estar recién exprimidas, así que lo ideal es tener naranjas naturales con gran cantidad de jugo, para exprimirlas en casa en el momento del uso.

No hay que añadirles azúcar, si la naranja y mandarina es de buena calidad, su sabor dulce será suficiente para el paladar del pequeño. A partir de los 18 meses podrán tomarlas en forma de  mermeladas, postres, cremas o mousse.

Una vez llegado el verano, una excelente opción son los batidos o sorbetes. Elaborados con zumo de naranja o de mandarina, únicamente hay que introducirlos en el congelador utilizando un molde.

Naranjamanía, comprometida con la alimentación sana, defiende el consumo de frutas naturales. Tenemos a muchas mamás y papás satisfechas con nuestras variedades, Y tus peques ¿ya han probado nuestras mandarinas y naranjas naturales?  Conoce nuestras variedades. 

ESCRIBIR COMENTARIO

Comparte tu opinión sobre nuestros productos con los demás usuarios dejando tus comentarios.

Al escribir tu opinión, tratar de evitar:

  • - Comentar otros productos que no esteen relacionados
  • - Mencionar precios y detalles de la promoción
  • - Utilizar lenguaje inapropiado
  • - Utilizar lenguaje inapropiado
  • - Divulgar información sobre otras empresas o sitios web
  • - Mencionar detalles de tu vida personal - queremos proteger tu privacidad

Estás opinando sobre La naranja navelina y la mandarina, imprescindibles en la alimentación de los bebés

You must be logged in to post a comment.

subir